toni · gie combina las formas orgánicas de la filigrana paraguaya vernácula con un diseño geométrico nítido como un intento de preservar la artesanía tradicional de la filigrana en Luque, Paraguay, ya que no se transmite a la próxima generación y corre el riesgo de extinción.

La técnica llegó a la colonia española con los conquistadores durante el siglo XVIII, encontrando su embajada en la ciudad de Luque, en el área metropolitana de Asunción.

 

colección luna

joyas007.jpg

pendientes de luna creciente

pendientes trepadores de filigrana de plata hechos a mano

joyas004.jpg

pulsera de luna llena

anillo de luz de luna

pulsera y anillo de filigrana de plata hechos a mano

trabajo en progreso